¿Es el Net Zero Industry Act una herramienta útil para lograr la autonomía energética y estratégica de Europa?

¿Es el Net Zero Industry Act una herramienta útil para lograr la autonomía energética y estratégica de Europa?

Carola Hermoso

/

lunes, 5 de junio de 2023

La Unión Europea tiene un serio problema, quiere lograr la autonomía energética y alcanzar sus objetivos de emisiones cero, pero es altamente dependiente de las importaciones del exterior muchas de estas tecnologías. Por ejemplo, el 90% de los lingotes y obleas solares que se consumen en la UE vienen de China. A este problema se suma que otros actores están abordando ya programas ambiciosos para lograr esta deseada autonomía, EEUU aprobaba en agosto de 2022 la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) que pretende, entre subsidios, subvenciones y créditos fiscales, lograr inversiones en los próximos 10 años de más de 360 millones de dólares en seguridad energética y cambio climático.

Capacidad de fabricación para tecnologías Net-Zero por zona. Fuente: Energy Technology Perspectives 2023, Agencia Internacional de Energía

Con objeto de no quedarse atrás en esta carrera tecnológica mundial, el 16 de marzo de 2023 la Comisión Europea publica una nueva propuesta de Reglamento que pretende reforzar el ecosistema europeo de fabricación de productos para el despliegue de tecnologías renovables, el Net Zero Industry Act (NZIA). Sus claves:

  • Serán considerados proyectos de tecnologías cero emisiones netas la solar fotovoltaica y térmica, eólica terrestre y marina, baterías y otros almacenamientos de energía, bombas de calor y energía geotérmica, electrolizadores y pilas de combustible, tecnologías de biogás/biometano, captura y almacenamiento de carbono, así como redes eléctricas.
  • Establece un objetivo del 40% de capacidad de fabricación de estas tecnologías en la UE para 2030. Este 40% no solo abarca la fabricación de productos finales, sino también de componentes específicos: obleas, lingotes, células solares, …
  • Excluye de su ámbito las materias primas, los materiales transformados o los componentes incluidos en el ámbito del Reglamento sobre Materias Primas Críticas.

¿Cómo pretende lograr esto?

El NZIA propone varias medidas, algunas de ellas son:

  • Agilizar trámites para la concesión de permisos para los proyectos Net-zero, limitando la duración de los procedimientos.
  • Obligar a los estados miembros a considerar en las compras públicas y las subastas de renovables criterios de seguridad de suministro y sostenibilidad. De ese modo:
    • Se penalizan los proyectos de energías renovables si las empresas se abastecen de un solo país que represente más del 65% de la cuota de mercado de la UE para dicho producto.
    • Los proyectos de fabricación y los componentes net-zero con mayores cotas de sostenibilidad medioambiental obtendrán una mejor puntuación.
Este aspecto está ligado a la creciente preocupación sobre la entrada masiva de productos de terceros países que no cumplen unos requisitos mínimos de sostenibilidad. Problema que ha crecido recientemente de manera desmedida debido a la presión en los precios y la pérdida de competitividad que sufre la industria europea, tras el incremento de los costes energéticos.

En los últimos años, la importación de estructuras de acero para solar fotovoltaica desde China u otros terceros países, donde los requisitos de emisiones contaminantes, seguridad o condiciones laborales distan mucho de los de Europa, ha perjudicado más aún a la industria europea, que sufre atónita y sin herramientas de defensa esta competencia desleal ambiental y social. Recordemos que la organización mundial del comercio prohíbe implantar limitaciones comerciales a los productos ligadas a las emisiones contaminantes durante su fabricación o a las condiciones laborales de los trabajadores en los países de origen ¿Logrará el NZIA frenar esto?

Trabajadores Uyghur triturando manualmente el silicio en el Parque Industrial de Jingang, Prefectura de Ili, Xinjiang. Fuente Sheffield Hallam University: Informe: “A plena luz del día: el trabajo forzoso de los uigures y las cadenas mundiales de suministro de energía solar”

El NZIA se encuentra en este momento en el ojo del huracán del debate político y social. La UE ha abierto una consulta pública hasta el 27 de junio en la que están ya participando muchas organizaciones. La comunidad empresarial está proponiendo mejoras al texto como:

  • Ampliar claramente la definición de tecnologías net-zero a toda la cadena de valor de las energías renovables. En el caso de la solar fotovoltaica, por ejemplo, con la definición ampliada de tecnología neta zero, se incluiría claramente desde la propia fabricación de los principales elementos de un sistema solar fotovoltaico y sus componentes, como es el caso de las estructuras de soporte, hasta sus piezas y materias primas. De ese modo, toda la cadena de valor para la fabricación de las tecnologías net-zero se beneficiaría de las medidas aprobadas.
  • Aplicar en las compras públicas y subastas un sistema de puntuación basado en la sostenibilidad no solo ambiental sino también social. Entre estos criterios se debe encontrar la durabilidad. Cualquier garantía de durabilidad que se proporcione para justificar el cumplimiento de estos requisitos debe estar basada en información técnicamente sólida y contrastada.
  • Articular instrumentos de financiación pública más concretos y que puedan cubrir los costes operativos de las fábricas. La industria de las renovables también está incidiendo en que el Net Zero Industry Act no contempla ninguna medida para reducir los costes de producción. De nada sirve invertir en una planta de producción de hidrógeno si el coste de ese hidrógeno es tan elevado (232 €/MWh según el índice mundial Hydrix recientemente lanzado), que no permita a la industria, como por ejemplo la siderúrgica, usarlo como fuente energética. Sería como producir acero a precio de lingotes de oro¡!

Coste de producción de módulos solares por región, 2022

Desde la ATEG estamos apoyando estos mensajes a través de nuestra participación en CEOE y en la EGGA. Esperemos que el NZIA logre verdaderamente los objetivos de autonomía energética y estratégica tan necesarios para la Unión Europea, a la vez que promueve el desarrollo industrial y la competitividad de toda la cadena de suministro.

Lo último
Foto
El Ajuste de Carbono en Frontera, un elemento esencial para combatir el Cambio C…
18/01/2024
Foto
Un nuevo informe de la ONU sobre Materiales de Construcción y Clima recomienda “…
25/10/2023
Foto
El Zinc, un elemento esencial para la Transición Energética
13/09/2023
Sobre el autor/a
carola
Carola Hermoso
Directora General en ATEG