El borrador de Reglamento sobre Productos de la Construcción no es suficientemente ambicioso

El borrador de Reglamento sobre Productos de la Construcción no es suficientemente ambicioso
Casa Granero, Segovia - Alberich-Rodríguez Arquitectos

Carola Hermoso

/

viernes, 3 de junio de 2022

El 30 de marzo la Comisión Europea ha lanzado un nuevo paquete legislativo entre cuyas iniciativas se encuentra una nueva propuesta de Reglamento de Productos de la Construcción 305/2011. Sin embargo, el borrador pierde una gran oportunidad al no prestar suficiente atención a los requisitos de durabilidad y capacidad de reutilización de las obras y productos de construcción.

La nueva propuesta de Reglamento de Productos de la Construcción incide en que la consecución de los objetivos medioambientales, incluida la lucha contra el cambio climático, hace necesario establecer nuevas obligaciones medioambientales y sentar las bases para el desarrollo y la aplicación de un método de evaluación con el que calcular la sostenibilidad medioambiental de los productos de construcción.

Según afirma en nuevo Reglamento ”con el objetivo de garantizar la sostenibilidad y la durabilidad de los productos de construcción, los fabricantes deben hacer que sus productos puedan utilizarse durante mucho tiempo” y “en consonancia con los objetivos del Plan de Acción para la Economía Circular, los fabricantes deben favorecer la reutilización, la refabricación y el reciclado de sus productos.”

Desde nuestro sector agradecemos que la Comisión impulse los conceptos de economía circular, incluida la reutilización y la refabricación, que son características inherentes del acero galvanizado cuando se utiliza en la construcción.
Construcción

Fotografía José Hevia.
Casa A12, Madrid - Lucas y Hernandez- Gil

Sin embargo, tras una lectura detallada del articulado y de los requisitos recogidos en su anexo, consideramos que no se da suficiente importancia a estos objetivos, en particular a los requisitos de durabilidad y capacidad de reutilización de los productos de construcción y a la necesidad de que, para este fin, los elementos constructivos dispongan de una elevada modularidad y desmontabilidad. Según afirma el Grupo de Trabajo de Economía Circular del GBCe “Para implementar la circularidad es necesario planificarla desde la fase de proyecto, diseñar edificaciones que puedan ser desmontables”.

Es necesario que el Reglamento reconozca de manera más explícita y detallada la necesidad de que los productos y las obras de construcción, optimicen su durabilidad y capacidad de reutilización. Estas herramientas son fundamentales para lograr la descarbonización y circularidad en construcción.

Adicionalmente a los aspectos mencionados, el Reglamento ha perdido una oportunidad única al excluir de su alcance las instalaciones de generación de electricidad. Las instalaciones de generación de energía renovable, en particular de solar fotovoltaica, requieren una gran utilización de productos de construcción, es por ello por lo que sus estructuras deben quedar explícitamente incluidas en la definición de “obras de construcción”.  Por ejemplo, cada MW instalado de solar fotovoltaica puede requerir, entre otros productos, hasta 60 toneladas de acero.

La estructura que soporta el sistema solar fotovoltaico juega un papel fundamental, su correcto cálculo, resistencia y durabilidad son vitales para conseguir el adecuado rendimiento y esperanza de vida de un parque solar fotovoltaico. Los requisitos que deben cumplir estas estructuras deben calcularse cuidadosamente.

Es importante evitar el uso de materiales de baja durabilidad que pueden provocar una obsolescencia prematura de la instalación o un gran consumo de recursos por necesidades de mantenimiento posterior. Es imprescindible exigir la máxima durabilidad y la ausencia total de necesidades de mantenimiento. Además, es importante que existan requisitos sobre la reutilización de los materiales, que permitan darles una nueva vida en el caso de que estas instalaciones se desmantelen o reacondicionen.

En España contamos con una dilatada experiencia contrastada, debido a la gran implantación en las últimas décadas del sector solar en nuestro país, por lo que tenemos la responsabilidad de impulsar la adopción de criterios de sostenibilidad y economía circular en este tipo de instalaciones en toda Europa.

La ATEG ha trasladado ya a la Subdirección General de Calidad y Seguridad Industrial del Ministerio de Industria Turismo y Comercio sus comentarios al borrador de Reglamento. La Comisión Europea y los Estados miembros aún están a tiempo de reconsiderar la propuesta para que de verdad signifique una vuelta de tuerca, logrando que los productos de construcción, las obras y los proyectos de renovables alcancen las máximas cotas de sostenibilidad y circularidad.

Lo último
Foto
El borrador de Reglamento sobre Productos de la Construcción no es suficientemen…
03/06/2022
Foto
El sector del galvanizado alerta sobre una auténtica debacle industrial si no se…
14/03/2022
Foto
Si hay bolsas reutilizables…¿Por qué nuestros edificios son de un solo uso?
23/02/2022
Sobre el autor/a
carola
Carola Hermoso
Directora General en ATEG