Economía Circular en los Parques Solares Fotovoltaicos

Economía Circular en los Parques Solares Fotovoltaicos

Carola Hermoso

/

viernes, 14 de enero de 2022

La Economía Circular es el paradigma del nuevo desarrollo económico mundial. O los sistemas productivos son circulares o no serán. Este nuevo concepto, gracias al impulso determinante de la Comisión Europea y de los Estados Miembros, impregnará en las próximas décadas cada uno de los nuevos desarrollos legislativos de la UE. Forma parte del corazón del Pacto Verde Europeo y del Plan de Recuperación y Resiliencia de España y es el estandarte de la recuperación económica en toda Europa.

Los parques solares fotovoltaicos, como el resto de los sistemas productivos, deberán cumplir requisitos de Circularidad. La Comisión ha elaborado una Hoja de ruta sobre el impacto ambiental de los sistemas fotovoltaicos y está implantando el Reglamento de Taxonomía, el cual determina cuándo una inversión es verde o sostenible. Entre los criterios de elegibilidad de las plantas solares fotovoltaicas la taxonomía establece que “Las instalaciones deben evaluar la disponibilidad y, cuando sea factible, utiliza equipos y componentes de alta durabilidad y reciclabilidad y que son fáciles de desmontar y reacondicionar.”

En definitiva y según se indica en el Reglamento de Taxonomía, los criterios a seguir en el diseño de plantas solares circulares se reducen a tres conceptos: durabilidad, reciclabilidad y reusabilidad.

Construcción

La explosión de la inversión en el mercado solar, junto con el cambio frecuente de manos de los activos solares representa un severo riesgo para estos objetivos. Con objeto de reducir el coste inicial podemos tener la tentación de elegir soluciones más económicas pero menos circulares y que a la larga tendrán un impacto mayor en el medio ambiente. La aplicación de criterios de Economía Circular, al minimizan los costes de operación y de fin de vida, disminuyen también el LCOE garantizando también la máxima rentabilidad de los activos solares.

En España, las Resoluciones que convocan las subasta de renovables establecen, desde que se aprobó la Orden TED/171/2020, la obligación de que los adjudicatarios aporten un Plan que incluya, entre otros aspectos, su Estrategia de Economía Circular. Estos planes estratégicos son públicos. En el siguiente enlace se pueden consultar por ejemplo los de los adjudicatarios de la pasada subasta del 26 de enero de 2021:

Más información

Al estudiar estos Planes Estratégicos, el capítulo dedicado a la Economía Circular resulta en general escueto, echándose en falta un análisis más detallado de la estrategia de Circularidad empleada en el diseño y explotación de los proyectos.

El acero es la principal elección para las estructuras de prácticamente todos los parques solares fotovoltaicos del mundo. Es resistente, ligero, modulable, pero tiene un enemigo, la corrosión, por ello es necesario protegerlo con zinc. Las estructuras de acero post-galvanizado se elaboran a partir de chapa de acero que, una vez cortada y plegada, se recubre de zinc por inmersión en caliente, protegiéndolo así de la corrosión y potenciando su resistencia mecánica a los golpes y a la abrasión.

Las estructuras post-galvanizadas tienen un coste ligeramente mayor que las pre-galvanizadas con zinc u otras aleaciones como el zinc-magnesio. Sin embargo, si bien las estructuras pre-galvanizadas pueden ser bastante populares entre ciertos instaladores de plantas solares por su ventaja a nivel de costes, debido al bajo espesor de su capa de protección y al nulo recubrimiento en sus bordes de corte, no son sostenibles a largo plazo y podrían oxidarse, corroerse y desmoronarse, cuando se exponen a la lluvia, la humedad, etc.

Un fallo en uno de los elementos de una planta solar fotovoltaica generará un impacto dramático en su rendimiento, no solo por las necesidades de reparación y adquisición de nuevos equipos, sino por la reducción de la producción de energía durante las etapas de reparación.

La estructura del parque solar representa solo el 5% del coste de inversión de una planta, con lo cual, con solo un ahorro de en torno al 20% en esta partida estaremos incurriendo muy probablemente en un incremento significativo de los costes de operación, por las necesidades de mantenimiento, reparación y sustitución futuras.

Por tanto, elegir acero post-galvanizado para las estructuras es la vía para asegurar el cumplimiento de los requisitos del Reglamento de Taxonomía ya que es el único que ofrece:

1. Durabilidad sin Mantenimiento: A diferencia de otras opciones, post-galvanizar la estructura garantiza la ausencia de mantenimiento, incluso en las soldaduras, uniones y bordes de corte. La durabilidad de toda la estructura está garantizada hasta 30 o 50 años en función del espesor del zinc y del índice de corrosión ambiental.

2. Reusabilidad: El revamping de plantas fotovoltaicas es cada vez más habitual, debido al salto tecnológico o al fin de la vida útil de ciertos elementos de los parques. En esos casos, la reutilización de la estructura o de parte de ella es factible si ha sido protegida correctamente contra la corrosión. Es posible también regalvanizarla en caso de que se encuentre deteriorada. Este sencillo proceso es capaz de extender la vida útil de la estructura 40 años más.

Construcción

3. Reciclabilidad: El Acero y el Zinc se reciclan solos. A diferencia de otros recubrimientos, cuando se funde en los hornos de reciclaje de acero, el zinc se incorpora a las cenizas o polvo de acería. Esas cenizas ricas en zinc son recuperadas por empresas especializadas y vuelven al círculo económico del galvanizado con un rendimiento cercano al 95%. Esto no ocurre por ejemplo con el aluminio y el magnesio de ciertos recubrimientos pre-galvanizados que, tras su fusión en los hornos siderúrgicos son imposibles de recuperar.

En conclusión, el amplio desarrollo del sector fotovoltaico debe ir acompañado de la aplicación de estrictos criterios de Economía Circular. La preocupación de la Comisión Europea se hace patente con las actuales iniciativas regulatorias en desarrollo, como la Hoja de ruta sobre el impacto ambiental de la fotovoltaica y el Reglamento de Taxonomía. La responsabilidad de aplicar estos criterios será tanto de los promotores e inversores como de las autoridades competentes.

No hay vuelta atrás, los sistemas serán circulares o no serán.

Lo último
Foto
El sector del galvanizado alerta sobre una auténtica debacle industrial si no se…
14/03/2022
Foto
Si hay bolsas reutilizables…¿Por qué nuestros edificios son de un solo uso?
23/02/2022
Foto
Economía Circular en los Parques Solares Fotovoltaicos
14/01/2022
Sobre el autor/a
carola
Carola Hermoso
Directora General en ATEG