Proyectos

Residencial

95 VIVIENDAS EN BLOQUE

Imagen 2.jpg Imagen 6.jpg Imagen 8.jpg Imagen 1.jpg Imagen 5.jpg
  • Obra: 95 Viviendas en Bloque
  • Situación: Ronda Norte, Calle Hermanos Vidarte. Badajoz
  • Arquitecto: Miguel Ángel Antón Gamero
  • Promotor: Urvlcasa
  • Contratista: Ferrovial-Agroman

Delimitada por la Ronda Norte de la ciudad de Badajoz, y como prolongación y extensión del tejido urbano de la barriada de San Roque, se ha terminado de conformar su perfilería norte del núcleo urbano con el desarrollo de esta zona en la que se sitúa el edificio. Se trata de una nueva trama de proporcionados viales y volúmenes residenciales de hasta siete plantas. En una de las manzanas, ocupando su totalidad, se sitúa el edificio. Más allá, sólo quedan las huertas y el Guadiana. 

El concurso restringido, exigía la implantación en una parcela de setenta y cinco por veinticinco metros, de una edificabilidad de once mil seiscientos setenta metros cuadrados, para disponer viviendas de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, algunas de ellas tipo dúplex, desarrolladas en un total de siete plantas, locales en planta baja, y garajes en plata sótano. La variedad tipológica de viviendas llevó a un estudio detallado del esquema estructural en relación al ancho de crujías que definía el fondo de las viviendas. Este se establece en 8,20 cm. mediante dos pórticos paralelos al lado mayor del solar, con sendos vuelos hacia fachada y a patio interior, resultando este de un ancho de once metros, y con una proporción ancho-alto tal, que se genera un espacio de calidad superior al esperado para el solar. Por otro lado, con las tipologías creadas, la calidad de las viviendas se enriquecía al poder los ocupantes ventilarlas de forma cruzada, abriendo simultáneamente las ventanas que dan a fachada y las que dan a los patios, o disfrutando los cuartos de baño de la luz y ventilación natural.

Toda la crujía perimetral alberga las viviendas, y transversalmente se disponen tres núcleos de escaleras, dando servicio los de los extremos a pequeños tramos de galerías abiertas para accesos a seis viviendas por planta, mientas que el central da servicio a cuatro viviendas por planta, creándose así los distintos patios a lo largo del edificio, comunicados entre sí a nivel de planta primera. 

El desarrollo del diseño tiene en cuenta que se trata, pues, de un edificio funcional, con una clara organización, capaz de albergar unos trescientos ochenta personas en tres núcleos de escaleras, y así, se persigue la compacidad y rotundidad del volumen, y la potenciación de la calidad de los patios creados. En el exterior, la compacidad se resuelve independizando el zócalo oscuro y retranqueado respecto del gran volumen de ladrillo rasgado por los huecos corridos de aluminio. 

En el interior, en lugar de cerrar y aislar totalmente los núcleos de escaleras respecto a las viviendas, para cumplir las exigencias de protección contraincendios, dado la altura de evacuación, se opta por dejarlas abiertas y con ventilación al exterior en todas sus plantas. Teniendo en cuenta la calidad de los espacios de los patios, así como el clima local y el número de viviendas por planta, al incorporar las escaleras y sus rellanos a las zonas de acceso a las viviendas, se favorecen las relaciones entre vecinos y se propicia el uso de la escalera. La necesaria ventilación va en consonancia con una tipología de galerías que favorece una vida saludable la mayor parte del año. 

Para esos espacios abiertos, expuestos a las condiciones climatológicas de gran  contraste en la zona, se optó por materiales funcionales y duraderos que de por sí ya establecían una paleta de colores, acorde con los pretendido para el aspecto general del edificio: el hormigón sin revestir, y el acero galvanizado en caliente, los cuales imprimen los colores predominantes en los patios y galerías. 

Obtenemos un contraste entre los grises callados del hormigón y revestimientos de mortero, y la viva presencia del zinc en el acero, en los elementos de cerrajería dispuestos. 

Los cajones de hormigón visto que albergan los ascensores y patinillos de instalaciones se forran en sus frentes con mármol portugués de la cercana localidad de Borba, y el conjunto tiene su réplica en el acero galvanizado utilizado para los cierres de cajas de escaleras, realizados a base de marcos con lamas de ventilación, o en las barandillas de las galerías realizados íntegramente en el mismo material.

Información no disponible