Proyectos

Residencial

138 VIVIVENDAS PARCELA RC1 EN GETAFE, MADRID

4-RC1.jpg 5-RC1.jpg 6-RC1.jpg 7-RC1.jpg 11-RC1.jpg 1-RC1.jpg
  • Autores: Maíz + Herrada, Estudio de Arquitectura
  • Arquitectos: Marta Maíz Apellániz y Enrique Herrada Romero
  • Promotor: Inmobiliaria Egido
  • Constructora: Constructora de Pinto (Grupo Egido)
  • Desarrollo y ejecución: 2.005-2006 

MEMORIA DESCRIPTIVA

ORDENACION GENERAL Y EDIFICIO RESIDENCIAL 

El proyecto plantea la resolución de un edificio residencial y la urbanización de una calle peatonal y un pequeño parque urbano, dentro de  un área de conversión de suelo industrial en zona residencial, en el centro urbano de Getafe. 

La ordenación  paisajística del conjunto está estructurada por una cuadrícula, que zonifica las diferentes áreas del mismo y que, en el parque,  se ve atravesada por un eje diagonal, remarcado por el discurso de agua  que acoge una intervención escultórica a base de piezas en acero corten. 

ORGANIZACIÓN GENERAL Y ESPACIAL: EL EDIFICIO Y LAS CALLES PATIO

Se recurre a agotar prácticamente el total de cuerpos volados autorizados para poder distribuir la edificabilidad disponible favoreciendo la dimensión y superficie de los patios de parcela necesarios para la ventilación e iluminación de las piezas interiores de las viviendas, que se disponen abiertos a fachada.

Se busca incorporar el carácter público del espacio de la calle, contrarrestando la tendencia de estos ámbitos privados al conflicto que supone la interferencia de la intimidad de las viviendas. 

En las zonas con mayor fondo edificable, las viviendas se organizan en dos pastillas que discurren y se orientan paralelas sobre la calle y sobre el patio de manzana respectivamente, mientras que por la espalda se enfrentan sobre un espacio intermedio que opera como calle-patio. 

Este vacío central se jalona por la secuencia de las pasarelas de acceso de planta, y por la presencia de las escaleras asociadas. 

En estas áreas se disponen 4 viviendas por núcleo vertical de comunicación. 

En las zonas con fondo edificable de 12 m., las viviendas son pasantes de calle a patio de manzana ó de parcela, según dimensiones, y se disponen dos viviendas por núcleo. 

En las calles-patio interiores a los edificios, la transparencia de las pasarelas y escaleras confinadas con cerramientos de vidrio permite experimentar la unidad de este espacio. 

Con todo lo anterior se consigue dignificar al máximo este lugar ya que, a través del carácter público que se le confiere, se aleja sobradamente del arquetipo de los patios de parcela, promiscuos y descuidados, a los que aparentemente está abocado el edificio en su pretensión de liberar unitariamente el centro de la parcela, dada la edificabilidad de la misma. 

Así mismo este espacio de las calles- patio permite articular un beneficioso comportamiento bioclimático del edificio, ya que devuelve a las viviendas de un edificio tipológicamente muy profundo, la oportunidad de recuperar la doble orientación, mejorando su ventilación natural, que ahora resulta cruzada, así como las condiciones iniciales de iluminación y asoleamiento. 

SOLUCIONES COMPOSITIVAS: LAS FACHADAS

Las fachadas exteriores Norte o sur, tanto a patio de manzana como a la calle, se organizan en cada planta como una suma de franjas horizontales que conforman entidades de dimensión muy superior al hueco de ventana ya que agrupan distintos huecos continuos.

La secuencia de series de elementos conformados por las ventanas y los parasoles, susceptibles de generar fuertes contrastes de luz y sombra y su tratamiento cromático  otorgan a la fachada un orden discontinuo mas notorio que la propia secuencia monótona de ventanas.

Con todo ello se pretende escapar de la limitación expresiva y escalar de la reiteración anodina de huecos domésticos que habitualmente condena a los edificios residenciales a presenciarse en la ciudad como meros bloques construidos donde se apilan hogares. 

En el cuerpo de menor fondo edificado, donde la última planta no es retranqueada, la fachada exterior Oeste resulta enmarcada y protegida por los elementos volados en sus extremos que enmarcan como un orden menor el conjunto total. La adopción de un tratamiento muy diferente y más diáfano para la última planta basado en un parasol vertical continuo de lamas móviles ayuda a entender el conjunto de las plantas inferiores como despegado de la propia cubierta y hermanado en altura con los bloques laterales donde la ultima planta es retranqueada. 

Todas las fachadas de los volúmenes de  planta baja, se retraen bajo el vuelo o soportal para permitir así desvincular de forma nítida, las plantas superiores como cuerpo aparente edificado, de las incidencias que se presentan en este nivel, tanto en el patio de manzana con la presencia de los soportales como en las fachadas exteriores con la presencia imprevisible del uso comercial. 

EL MATERIAL

La elección del acero galvanizado para expresar la diversidad cromática y de textura de las sucesivas franjas horizontales que distinguen las fachadas exteriores garantiza un perfecto envejecimiento del edificio. 

La durabilidad de la pátina y su interesante evolución cromática a lo largo del tiempo, permiten que el aspecto de la edificación adquiera matices cambiantes que forman parte de la propuesta.

Información no disponible