Proyectos

Otros Usos

NAVE LOGÍSTICIA EN PLAYA HONDA, LANZAROTE

Nave_logistica_FTias 12.jpg Nave_logistica_FTias 15.jpg Nave_logistica_FTias 16.jpg Nave_logistica_FTias 03.jpg
  • Obra: Nave Logística
  • Situación: Playa Honda, Lanzarote
  • Autor: Luis Díaz Feria
  • Promotor: Ferretería Tías, S.L.
  • Contratista: Lonzagrava, S.L. (Obra Cívil) - Comesa, S.L. (estructura, cubierta y cerramiento)

La nave tiene uso estrictamente de almacenamiento de mercancías, esto es, sin permanencia de personas. El mínimo personal se ocupa del tráfico en la nave tiene su puesto en una oficina ubicada en otra nave dentro de la misma parcela.
Esta circunstancia (no permanencia de personas) permite enfocar la resolución del edificio minimizando la exigencia de aislamiento acústico y térmico.
Así pues, el cerramiento sobre rasante de la nave (el sótano es una pieza integral de hormigón) propone como objetivos preferentes 3 claves de sostenibilidad: 

  1. Protección extrema frente al soleamiento, muy alto en Lanzarote, para evitar la utilización de instalaciones de refrigeración, que serían precias para el almacenamiento de pinturas si se alcanzan más de 30 grados, en el interior.
  2. Iluminación natural máxima en el horario diurno de utilización.
  3. Ventilación natural permanente. El aire fresco de los vientos alisios, casi permanentemente en la isla, contribuye decisivamente a la renovación y enfriamiento del aire interior.
     

Para conseguir estos objetivos de sostenibilidad la solución constructiva consiste en: 

  • Una cubierta sándwich de chapas galvanizadas, en la que se han evitado las aberturas de iluminación cenital. Se disponen siete ranura de extracción de aire embolsado.
     
  • Una fachada de doble capa. La capa exterior está formada por chapa galvanizadas deployé, con unas aberturas estudiadas de tal forma que protegen frente a la lluvia y frente al soleamiento, al tiempo que permiten el paso del aire y de la luz matizada a su través. La capa interior está formada por placas de poliéster onduladas no se cierran en sus extremos superior e inferior, lo que garantiza el paso suave del aire aprovechando las acanaladuras de referencia que se deja durante la noche salga al exterior, expresando una presencia misteriosa del edificio en el entorno.

La zona inferior de la fachada está constituida por un zócalo de placas prefabricadas de hormigón en previsión del vandalismo y alunizaje. 

Se ha utilizado acero galvanizado en la solución de todos los elementos de fachada y cubierta no estructurales, así como en otros elementos constructivos, como bandeja de instalaciones o carpinterías de puertas interiores y exteriores.

Información no disponible