Proyectos

Espacios Públicos

MIRADOR “VENTANA PAISAJISTA”

001.jpg 002.jpg 003.jpg 004.jpg 005.jpg
  • Obra: Mirador "Ventana Paisajista" en el Granado, Huelva
  • Situación: Paraje "Casa Cañaveral" El Granado, Huelva
  • Autores: Luisa Alarcón González y Mª Luz Galdames Márquez
  • Promotor: Mancomunidad de Municipios de Beturia
  • Constructora: Obras y Reformas El Granado, S.L.L.

En un tramo del río Guadiana, en su orilla española, junto a las ruinas de un antiguo cuartel de vigilancia fronteriza, se propone la realización de un mirador fluvial que sirva de foco de atracción y potencie la actividad turística de la zona.

El proyecto ocupa el territorio mediante una estrategia de implantación que busca un lugar privilegiado para mirar, para ello se sitúa en un punto elevado del área de actuación un elemento artificial, que como final de un recorrido ofrezca las vistas del río a su paso y diferentes sugerencias de ocupación.

El emplazamiento, un paisaje fronterizo, límite natural y político entre España y Portugal, inalterado y casi sin transformar por el hombre, sigue manteniendo así sus cualidades, ya que sólo un pequeño elemento se posa sobre él, un artefacto que emerge como un nuevo habitante que quiere formar parte de él. Como acceso al paraje "Casa Cañaveral" desde la carretera existe un camino rural, que se prolonga sesgando las curvas de nivel para alcanzar el punto elevado desde el que contemplar, allí se construye una pieza exenta, autónoma, que ofrece un lugar de estancia en el que recrear la vista y perderse en el paisaje.

El elemento mirador surge de la contemplación de la naturaleza circundante; los juncos de las riberas se convierten en esbeltos soportes de acero galvanizado, que al igual que ellos filtran la luz y las imágenes; las lajas de piedra en losas de hormigón, que elevadas y con inclinaciones contrapuestas, como las ondulaciones del terreno donde se posan, dan cobijo a múltiples usos complementarios: sombra en verano, paraguas en invierno, estancia para lectura, picnic improvisado, siesta, etc. La simplicidad de los elementos que lo componen y su ejecución, con dos materiales de nulo mantenimiento y gran capacidad de envejecimiento, lo integran en el paisaje y lo convierten en atracción de un entorno muy cualificado en sí mismo, donde el paisaje existente es su principal valor. El artificio se vuelve naturaleza y la mimesis se produce por abstracción no por identificación.

Debido a lo inaccesible del lugar y su situación a la intemperie en un lugar deshabitado, sin un control y mantenimiento permanente, se opta por resolver el elemento construido con materiales que sean resistentes a las inclemencias meteorológicas y posean el menor mantenimiento posible, así, constructivamente le mirador se resuelve con dos losas macizas de hormigón armado visto, una que sirve de cimentación y suelo y otra, inclinada, que sirve de techo y cubierta. La losa superior se soporta en un conjunto de redondos de acero galvanizado en caliente colocados de forma alterna y al tresbolillo, y con ligeras inclinaciones que conforman una malla difusa, estos redondos atraviesan la losa superior, y también con diferentes alturas sirven de límite lateral del techo de la losa superior y se asemejan a los juncos de las riberas de los ríos. En el nivel inferior y para evitar caídas se proyecta también una barandilla de pletinas de acero, galvanizada por inmersión a gran espesor.

Información no disponible