Proyectos

Educación

ESCOLA ARTUR MARTORELL

002.jpg 003.jpg 004.jpg 005.jpg 006.jpg 007.jpg 001.jpg
  • Obra: "Escola Artur Martorell"
  • Situación: Parc De Can Solei, Badalona
  • Arquitectos: Marc Binefa, Montserrat Y Fusano, Xavier Sans
  • Promotor: Departament D'Ensenyament De La Generalitat De Catalunya
  • Superficie: 2.370 M2
  • Colaboradores: Javier Ortega, Enric M. Mas
  • Estructura: Josep Ramon Solé (B.O.M.A.S.L.)
  • Instalaciones: Joan Gonzàlez
  • Mediciones y Presupuesto: Maria Verdaguer
  • Dirección Ejecutiva: Joan Zapata (Summa)
  • Constructura: Bruesa
  • Jefe de Obra: Jordi Borràs
  • Fecha Concurso: 2003
  • Fecha Obra: 2005-2007
  • Fotógrafo: Roland Halbe

Se trata de una vieja reivindicación de la "Escola Artur Martorell", entidad fundada en 1969, escuela pública de la Generalitat de Catalunya desde 1987, cuyas instalaciones habían quedado obsoletas. El solar descansa en el Parc Can Solei de Badalona, entre la autopista C-32 y el complejo residencial Montigalà-Batllòria de F.J. Barba-Corsini (1969).

El gálibo del plan especial que regula la disposición del edificio, lo acorrala entre el desnivel con el campo de fútbol y el parque. Esta disposición lineal establece una relación muy especial del edificio con los árboles, pero lo somete a la orientación sureste. Las aulas debían mirar al parque.

En una escuela es muyimportante que la luz que entra sea difusa, pues sino el rayo de Sol imposibilita la buena visión sobre el papel, pizarra o pantalla. La orientación sureste proporciona gran cantidad de luz pero en ángulos muy bajos, difíciles de proteger. Este análisis nos condujo a un solución que protegiera la totalidad de la fachada, pero el problema entonces era conservar la relación visual-vital con el parque...conservar la transparencia.

Tras diversas pruebas que tenemos bien documentadas, optamos por una chapa de aluminio grecada y microperforada al 35% que permite la recomposición visual del paisaje, con ella se controla el deslumbramiento y se mejora el rendimiento térmico transventilando la fachada más expuesta. Es de aluminio para que no se oxide, y grecada para que sea más resistente y pueda haber menos subestructura.

Una vez resueltos los problemas técnicos nos preocupó la relación del edificio con el parque, que no fuera una imposición, una masa de cemento brutal que rompiera la armonía que allí existe (se trata de un parque elevado respecto a la calle y es muy tranquilo). Es entonces que leímos esta protección solar como un objeto casi téxtil, que el viento ondularía...es decir, este movimiento explicaría la independencia de este elemento...Los colores los da el parque y son el "espíritu" de los árboles que tuvimos que talar para construir la escuela. Al final los niños (seres más próximos a la naturaleza que los adultos) están más cómodos porque el edificio estimula su percepción.

Desarrollamos el producto final con Technocladd del grupo Coperfil siguiendo el siguiente proceso: rollo de chapa de aluminio liso, microperforado, perfilado (grecado), plegado (curvado) y finalmente anodinado en cubetas de 750x1000x6000mm que nos obligaron a reajustar ciertas curvaturas. Posteriormente ancladas a tubos de acero galvanizado con tornillo autoroscante.

También optamos por realizar en acero galvanizado todas las barandas interiores y exteriores, así como las vallas de protección y separación de patios y las correderas-rejas de protección contra golpes del cerramiento del gimnasio delante la pista deportiva. Todos estos elementos se decidieron realizar en acero galvanizado por varias razones, entre ellas por su durabilidad, su bajo mantenimiento y su coste.

Provocamos una serie de roturas del volumen tanto en planta como en sección; de forma que: conseguimos suavizar el impacto visual que tendría toda una masa edificada continua. Se absorben las diferencias de cota con el terreno y las diferentes alturas que sugiere el programa. Se fractura el pasillo consiguiendo un ámbito ante el acceso a las aulas que permite recoger el ajetreo que se pueda producir a la entrada y a la salida de clase.

Nos preocupó que el espacio intersticial entre la chapa y la fachada fuera un lugar demasiado inhóspito para los pequeños inquilinos y se introdujo una variación modulada de tonalidades cromáticas para dimensionar el intersticio y provocar que en él hubiera una luz especial.

La valla perimetral se conforma siguiendo la misma pauta, respondiendo a las generatrices de los volúmenes y ofreciendo transparencia y soporte (a juegos, sombras y pintadas...).

La rotura por desplazamiento en planta (para crear las bolsas en los pasillos) y por cambio de alturas en alzado (según el programa), junto con la variación de las ondulaciones de la chapa en fachada (expresando la cualidad casi textil, casi líquida del velo), más el efecto que produce la chapa sobre el global ocultando la visión de las ventanas y por tanto la percepción de las tres plantas (PB+2PP) que forman el edificio, son las operaciones que tejen la pérdida de la escala habitual de un edificio de estas características, haciendo de la escuela un juego de volúmenes ligeramente inestables de comprensión no inmediata que en términos infantiles se "ha hecho amigo" del parque y sus habitantes.

Información no disponible