Proyectos

Educación

CENTRO DE FORMACIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS DE GALICIA

RH1738-3.jpg RH1738-23.jpg RH1738-46.jpg RH1738-56.jpg RH1738-63.jpg CT©xurxolobato472.jpg
  • Obra: Centro de Formación en Nuevas Tecnologías de Galicia
  • Situación: C/ Ramón Baltar, S/N, Conxo, Santiago de Compostela. Galicia
  • Promotor: Xunta de Galicia
  • Autor (Proyecto): Francisco Mangado Beloqui, Arquitecto
  • Dirección de Obra: Francisco Mangado Beloqui y Gonzalo Alonso Nuñez
  • Colaboradores:
  • Arquitectura: Ignacio Oline Lumbrearas, Idoia Alonso, Ibon Vicinay, Arina Keysers, Francesca Fiorelly
  • Arquitecto Técnico: José Antonio Cerviño y Ferando Oliván
  • Ingeniero Estructura: NB 35
  • Ingeniero Industrial: Obradoiro Enxeñeiros
  • Constructora: Acciona Infraestructuras, S.A.
  • Fechas:
    Proyeto 2004
    Obra 2005-2007
  • Superficie Actuación: 3.300 m2

CENTRO DE NUEVAS TECNOLOGIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA


La propuesta para el proyecto de Centro de Nuevas Tecnologías en Santiago de Compostela se basa en dos ideas fundamentales. La primera nace de la concepción del lugar y su proceso de adaptación topográfica. La segunda de un sentido de lo eficaz. Eficacia que tiene que ver tanto con la premura con la que ha de ejecutarse el proyecto como con el hecho, estrictamente funcional, de que el edificio resultante puede ser susceptible de una variación programática a lo largo de la vida del centro. 

El edificio se propone en dos piezas paralelas separadas por un gran patio acristalado. La primera apoyada en el nivel más alto de la topografía, más estrecha, contiene el acceso así como todos los usos que pudieran calificarse como usos "sirvientes" a las funciones docentes y principales del edificio (control, administrativa, servicios e instalaciones en subsuelo). El segundo, apoyado en el nivel más bajo del terreno y orientado al sur, reúne de manera ordenada y homogénea todos los usos de aulas y talleres de manera que los mismos puedan dividirse o sumarse en función de los distintos requerimientos que cada coyuntura exija. Ambas piezas quedan comunicadas por una serie de puentes, más o menos anchos, que vuelan sobre un suelo ajardinado poblado de árboles. Una pieza de mayor anchura, apoyada en ambos prismas, y situada junto al acceso de manera que pueda tener entrada directa desde el exterior, contiene el salón de actos. La cafetería y la biblioteca, ambas piezas importantes al menos desde un punto de vista cualitativo, ocupan una posición relevante en la parte más alta del edificio con vistas sobre la lejanía y sobre las edificaciones que rodean la Iglesiade Santa Mercé.

El terreno se introduce pues en el edificio transformado en jardín del mismo. La construcción aparece así como una secuencia de piezas adaptadas a la topografía donde los ricos y texturados muros de granito, muros de contención y cierre, dialogarán marcando un contraste con los tersos muros revestidos de planchas de aluminio marino tratado con chorro de arena y vidrio que son los materiales que definen la imagen final del edificio.La solución adoptada se traduce igualmente en un sistema constructivo lógico. La premura de la construcción nos aconsejan desarrollar un sistema estructuras basado en el hormigón prefabricado y en la construcción ligera y seca. Las instalaciones, dada la naturaleza del uso, y su posible variación, serán en su mayor parte vistas.

FACHADA ESTRUCTURAL

Las lamas que limitan la incidencia directa de radiación solar, se convierten en este edificio en los perfiles estructurales que conducen al terreno el peso de los forjados.

Para conseguir esta doble funcionalidad, los perfiles debían ser de la mayor ligereza. En la búsqueda del límite de esbeltez, se proyectaron perfiles metálicos, armados en cajón, de dimensiones exteriores 400 x 50mm. La escasa frontalidad de estas piezas, hace dudar al espectador exterior de la realidad estructural de la misma, sólo la inexistencia de más elementos estructurales interiores resuelve la cuestión.

Los perfiles en cajón, se compusieron con dos pletinas de 400 x 10mm, separadas entre sí por dos cuadradillos de 30 x 30mm, que desplazados hacia el interior, facilitan el montaje de la pieza en taller, siendo necesarias sólo soldaduras en ángulo de fácil ejecución.

La distancia entre las costillas es de 600mm, y entre ellas, se disponen dos pletinas  exteriores formando un angular que señala el nivel horizontal de cada piso. En el espacio que queda entre las dos pletinas principales de cada costilla, se suelda una nueva pletina, de 30mm de espesor, que en ménsula, penetra en el interior del edificio, para soportar un perfil angular en el que se apoyan las losas de cada nivel.

Se consideró que el tratamiento ideal para esta estructural exterior era el galvanizado en caliente, tratamiento que evita prácticamente todo tipo de mantenimiento periódico posterior.

La altura del edificio permitía que el despiece de la estructura de fachada en conjuntos de tres costillas,  entrara de manera completa en la cuba de galvanizado. La sección en cajón hueco de las costillas, evita espacios cerrados y posibilita que el baño de zinc circule y cubra la totalidad de la superficie del acero. Cada uno de estos conjuntos se une a los contiguos mediante tornillería.

Información no disponible