Proyectos

Deportes

LA CAJA MÁGICA

001.jpg 002.jpg 003.jpg 004.jpg 006.jpg 007.jpg 005.jpg
  • Obra: Centro de Tecnificación de Actividades Físico-Deportivas y de Ocio
  • Situación: Embalse Gabriel y Galán, término Municipal de Guijo de Granadilla (Cáceres)
  • Promotor: Consejería de los Jóvenes y del Deporte Junta de Extremadura
  • Autor: José María Sánchez García
  • Arquitectos técnicos: José Luis Periáñez, Pedro Miranda, Fernando Benito Fernández Cabello
  • Estructura: Gogaite, S.L.
  • Instalaciones: ARO Consultores
  • Constructora: UTE Magenta - Construcciones Pinilla, S.L.
  • Fin de obra: Diciembre de 2008
  • Superficie construida: 5211,72 m2

La recuperación del río Manzanares a su paso por todo el término municipal de Madrid es uno de los grandes retos urbanísticos de la política territorial del su Ayuntamiento. El río Manzanares se ha manifestado tradicionalmente como una brecha en el tejido de la ciudad y como una frontera de separación entre la almendra central de Madrid y los distritos del sur.

El hecho de situar en un barrio deprimido una gran infraestructura de la ciudad, como lo es La Caja Mágica, supone a todas luces una apuesta del Ayuntamiento por equilibrar la ciudad en sentido norte-sur y, al mismo tiempo, dotar de una perspectiva deportivo-cultural de futuro a una zona que hace bien poco no era sino un asentamiento chabolista muy degradado.

El tema fundamental de esta investigación arquitectónica consistió en proteger y abrigar sin separar, ni física ni visualmente, mediante un muro o fachada. La piel que no limita, que no separa, pero que pone en contacto dos realidades completamente distintas. La propuesta aportaba este tipo de relación difusa entre exterior e interior empleando malla metálica en los paneles de fachada y techo, al igual que el movimiento mecánico de los mismos. Estando a cubierto, al mismo tiempo se siente la sensación de estar en un espacio abierto y permeable al viento y a la luz del sol.

Las cubiertas móviles son sin duda el mayor reto técnico del proyecto.

El hecho de que se deban celebrar eventos tanto al aire libre como en recinto cerrado, en tres estadios contiguos, exigía una solución estructural innovadora. Tanto los elevados pesos de las cubiertas como la contigüidad de los mismos condujeron a una analogía de los grandes puentes móviles utilizados en las obras hidráulicas de Holanda o de los puertos. Los ingenieros lograron materializar la complejidad del concepto, y la simplicidad visual perseguida en una solución técnica mucho más arriesgada de lo que a simple vista parece. Las diversas combinaciones en la posición de cada una de las tres cubiertas individuales permiten configurar hasta 27 posiciones distintas de la Caja Mágica, haciendo que la movilidad del edificio no sea un mero concepto sino algo literal.

Madrid Caja Mágica es la única instalación en el mundo susceptible de tener tres estadios cubiertos-descubiertos y contiguos, con la enorme gama de posibilidades de explotación que esto conlleva.

El complejo finalmente se articula en diversas unidades arquitectónicas y funcionales:

  • La Caja Mágica, accesible desde el Camino de Perales o desde la margen izquierda del Manzanares mediante sendas pasarelas. Acoge tres estadios con aforo variable. Su perímetro se formaliza mediante un cerramiento perimetral de malla de acero inoxidable, de manera que los espacios entre estadios son semi exteriores.
  • El edificio auxiliar, de tenis-indoor: un edificio de planta rectangular separado en dos volúmenes independientes por la pasarela de acceso a Caja Mágica, y dividido funcionalmente en cinco secciones: el conjunto de pistas cubiertas, con circulaciones de público y jugadores separadas mediante grandes cortinajes acústicos; el cuerpo central que aloja oficinas, espacios disponibles, gimnasios, vestuarios, piscina, restaurante y cafetería; un conjunto de pistas de entrenamiento sin público; locales técnicos y almacenes, y una planta adicional.
  • El "Media Garden", una isla con plazas de aparcamiento y zona específica para televisión.
  • El "Tenis Garden", dieciséis pistas exteriores delimitadas por vallas de malla electrosoldada.
  • Un lago ecológico formado por una lámina de agua y un humedal poblado de especies vegetales acuáticas que actúan como filtro natural y regenerador del caudal de agua reciclada que se aportar al río o se utiliza para el riego del parque interior.
  • El Parque de Ribera, en los taludes del río, que actúa como continuación de las especies arbóreas de la ribera del Manzanares.
  • Un parque delimitado por el Tenis Indoor y los aparcamientos del Camino de Perales, que actúa como zona de expansión del Complejo en el caso de celebración de grandes acontecimientos.
  • La pasarela, que atraviesa la Caja Mágica asegurando el acceso del público al recinto desde el Camino de Perales y desde el aparcamiento, conectando así dos zonas de la ciudad radicalmente aisladas durante décadas.

En la Caja Mágica no bastaba la construcción de un edificio o un conjunto de edificios, lo más importante del proyecto era la instrumentación de un nuevo paisaje con la suficiente fuerza para ser el catalizador de la transformación urbana de toda una zona de la ciudad hacia un futuro mejor.