Proyectos

Comercial

AMPLIAC.Y REFORMA NAVE/OFICINAS PARA CTRO. TECNOL. AMBIENTAL EN DOS HERMANAS

BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (2).jpg BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (4).JPG BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (12) (1).jpg BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (12).jpg BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (13).jpg BEFESA-CHSarquitectos_JoseMiro (1).jpg
  • Obra: "Ampliación y Reforma de Nave y Oficinas para Centro de Tecnología Ambiental en Dos Hermanas, Sevilla"
  • Situación: Laguna de Fuente del Rey, Dos Hermanas, Sevilla
  • Autores: Rafael Casado Martínez, Antonio J. Herrero Elordi, Juan Suárez Ávila, CHS Arquitectos
  • Promotor: BEFESA. Construcción y Tecnología Ambiental.  Coordinador:  José Miró
  • Constructora: INGEMONT, S.A.
  • Fecha Inicio y Fin de obra: Julio 2008 - Junio 2009
  • Fotografías: José Miró, CHS Arquitectos 

Proyectar para la empresa BEFESA su Centro de Investigación Medioambiental en Sevilla, supuso buscar soluciones a los requerimientos funcionales de su espacio I+D+i, aprovechando unas construcciones existentes.

Estas se encontraban situadas en un enclave singular, cercanas a la Autovía IV que une Sevilla y Cádiz, junto a un pequeño paraje, declarado de interés medioambiental, La Laguna de Fuente del Rey.

Actuamos sobre los edificios preexistentes, con la decisión de envolverlos. Convirtiéndolos en señuelo brillante.

BEFESA debía disponer de unos locales donde se ensayarán y experimentarán sistemas y nuevas tecnologías de tratamiento del agua, abocados a la obtención de resultados inéditos, y también contar con un Área de Visitantes y Zona de Exposición que sirvan de plataforma de difusión de estos avances.

El desarrollo de productos, procesos yknow-how,y la investigación en los sectores de la gestión del agua y los residuos, son temas muy relacionados con la protección del medio. Dan respuesta a la necesidad de protegerlo y regenerarlo. Desde este compromiso, por coherencia, nos planteamos también el Proyecto arquitectónico. Seguimos criterios programáticos de sostenibilidad, tratando de responder a las demandas del lugar, desde cuestiones básicas de la arquitectura como son la edificación, el espacio resultante y su escala, y el carácter de su nueva imagen.

Imagen e Identidad

Un importante vacío hasta la autovía se despliega al oeste, de manera que el edificio, queda expuesto a una gran radiación solar, muy visible desde poniente. Dotamos al conjunto de una imagen externa "el agua como quehacer" actúa como rubrica y contraseña.

Concebimos que tuviera una gran presencia exterior, procurando protegerlo, a la vez, de las miradas externas. Este nuevo volumen se plantea como perfil singular hacia la Autovía; como escudo y protección solar al oeste.

Entendíamos la necesidad de realizar una propuesta revitalizadora que supusiera un revulsivo en un espacio residual, muy degradado. Contábamos con la antigua estructura industrial de 70 x 32 metros y de 9 metros de altura,equipada con tres puentes grúa. Adosadas a su fachada sur existían unas oficinas dispuestas en dos plantas, de 15 x 20 metros cada una. Decidimos conservar lo edificado y primar, en la actuación, la protección de los valores del entorno cercano, con criterios de sostenibilidad y ecoeficiencia. Se reutiliza la nave preexistente como gran sala experimental y el edificio adyacente de oficinas, ahora de planta diáfana.

El Programa del Centro se completa con un nuevo edificio colocado a modo de cabecera, su fachada hermética funciona como emblema, su interior corresponde a los espacios más cerrados: la Sala Multiuso y el Espacio Expositivo, que reciben luz sólo desde el este y desde el norte.

Un sistema de gárgolas le dota de presencia, emitiendo mensajes de contenido hidráulico. Vierten el agua de lluvia, que recoge la cubierta, sobre un sistema de albercas y estanques conectados entre sí por un circuito de acequias y canalizaciones. Pensamos que el complejo debe manifestar con certeza su relación con el agua, como una de las facetas de la investigación desarrollada en el Centro. 

La intensa luz que penetra desde el exterior acaba matizada, filtrada, por un sistema de celosías y tramas de chapa metálica galvanizada que a través de distintas perforaciones dotan al interior de un sugestivo ambiente. Este sistema de celosías enmarcadas en baquetones igualmente galvanizados se separan suficientemente de la fachada, su propio espesor actúa como espacio / cámara de aislamiento térmico.

El edificio industrial de la Nave se comporta a través de su envolvente metálica, brillando y vibrando, perdiendo peso y volumen. Estos efectos visuales se producen por la milimétrica operación del trazado/trama que lo envuelve así como por el color, textura y acabado que el galvanizado provoca. Este acero galvanizado en caliente, con su aspecto plata/ anacarado y los canales hidráulicos, destilan la imagen externa del complejo. La seña de identidad de la empresa y su investigación tienen fiel reflejo en su apariencia.

Las prescripciones para optimizar las funciones del Centro sugieren una intima conexión y anclaje de las nuevas edificaciones con las primitivas. Todas estas medidas han minimizado el deterioro medioambiental que producen las transformaciones que se producen en toda construcción. Así se disminuye considerablemente el número de situaciones que consumen energía, tales como la extracción de productos y refinamientos de materias primas, la fabricación o el transporte final de materiales y residuos. Todas estas acciones consideran la durabilidad como eficiencia de sostenibilidad.

La brillante Envolvente Galvanizada de la vieja Nave Industrial

Readaptamos la antigua nave industrial y empleamos su volumen determinante como imagen externa. Para ello dos gestos fueron decisivos: acotar un recinto de privacidad, colocando dentro de su perímetro la Nave. Un sistema de lamas verticales, protección solar que como envoltorio resguarda al eficaz contenedor de interior hermético. La caja visualmente pesante se diluye y resplandece ahora tras la celosía metálica. La envolvente brillante consigue un particular aspecto exterior del edificio, una pieza con carácter autónomo que lo identifica. Los perfiles verticales galvanizados, retirados en las esquinas, como empalizada no llegan a delimitar volumétricamente su arquitectura. La luz pasa sin definir las aristas del prisma. Es la línea de sombra del perfil brillante, las "Z" galvanizadas más próximas a la esquina.

Las cualidades ópticas y táctiles del acero galvanizado en caliente como material gris de brillo matizado sirven de contrapunto al paramento exterior de mortero monocapa con zócalo de piedra natural. Utilizamos perfiles y chapadeployégalvanizada en la Torre que contiene el extractor - ventilador de la Nave, como geometría poliédrica, parece flotar sobre el patio interior y es el soporte del rótulo exterior visible desde poniente. Las rejas y celosías que identifican las ventanas exteriores del Centro construidas con tramas y chapas perforadas, enmarcadas con moldurón prismático galvanizado.

Las Oficinas

La geometría y la imagen compacta desde la Autovía nos sugieren formas muy definidas. Indagamos en el enorme contraste entre el hermetismo de este volumen y las necesidades que demandamos de él y elegimos como materiales esenciales en su construcción el ladrillo que labramos (aparejamos) en el patio interior y el soporte hidráulico en hormigón. En su interior la construcción deberá responder, como premisa, a la flexibilidad funcional de las áreas de trabajo, los laboratorios y los despachos de investigadores, que se abren hacia el patio interior central. La entrada a las oficinas y al Centro, en la fachada Sur, traspasa un dintel masivo, el nuevo vestíbulo de acceso controla y depura una noción de fluidez desde el exterior hacia el patio. Los usuarios atraviesan una exclusa de cristal que discurre hacia un interior de aspecto rotundo, desnudo y palpitante.

Las dos plantas del edificio se comunican, junto a la doble altura del vestíbulo, mediante núcleo de escaleras y ascensor, desde allí unas pasarelas conectan los espacios de trabajo, los laboratorios, despachos de investigadores y las demás oficinas. El programa prevé el sistema de "oficina abierta" que permite adaptarse fácilmente a los cambios de necesidades funcionales. La estructura que alojaba los primitivos despachos, que se encontraban en un estado de mínimos se reutiliza como espacio diáfano, eliminando la compartimentación. También se aumenta, sensiblemente, la altura útil de la planta alta.

El Patio

Desde el vestíbulo del Centro la imagen interna se desparrama hacia la luz, es el Patio. El vacío alrededor del cual se organiza el Centro, ordena las funciones del edificio, oxigenando su interior. Receptáculo de sombras que sirve para mejorar la protección y orientación de los ventanales que iluminan las áreas de trabajo con el blanco brillo cerámico del ladrillo, y disponer una ventilación cruzada de los locales.

Se origina un sugerente contraste en el interior del Patio. Es el núcleo donde se percibe el enlace de la primitiva nave industrial y las nuevas edificaciones de cabecera. Se mezclan los elementos constructivos formando un collage, superposición de elementos que pesan con otros que levitan. Ladrillo vidriado, brillos y reflejos mezclados con las transparencias e irradiaciones de la envolvente galvanizada. Matices y veladuras casi pictóricas producidas por materiales de muy distinto origen.

Al Patio se abren, al este La Nave de Experimentación y Oficinas, al oeste el nuevo edificio con los Laboratorios y algunas zonas comunes, de esta forma las partes a pesar de ser autónomas, quedan conectadas y unidas. Ese interior está cerrado, al norte y al sur, por las conexiones entre el edificio nuevo y lo preexistente.

En el patio una lámina de agua origina un sistema de estanques y acequias que se prolongan hacia el exterior, dispuestos para atenuar el rigor del sol en el centro neurálgico del complejo y recoger el agua de lluvia procedente de la cubierta.

La originaria proximidad con el ecosistema de la Laguna proporciona al conjunto un argumento de apoyo sostenible y de eficacia en la gestión del medio. El cercano sistema verde se ve reforzado por la implantación de especies autóctonas en la jardinería del Centro que amplían, en alguna medida, el ecosistema preexistente incorporando a la vegetación de la Laguna la proximidad de nuevos espacios ajardinados en su entorno inmediato.

Planteamientos de sostenibilidad

1.    Lograr un ecosistema de situación, optimizando los recursos y materiales disponibles.

2.    Establecer medidas y sistemas pasivos, que disminuyan el consumo energético. Como utilizar los materiales y acabados constructivos de manera que el mantenimiento del edificio se minimice, hasta lo estrictamente necesario para su explotación y uso.

3.    Utilizar medidas activas con sistemas de producción de energías renovables.

4.   Reciclaje de Preexistencias:Reutilización selectiva en la edificación existente para lograr disminuir residuos y emisiones. La antigua Nave se convierte en un gran contenedor, ámbito de experimentación de los procesos de depuración y reutilización del agua. Aloja también las zonas y espacios del personal del Centro, comedor y vestuarios, además de los locales para equipos e instalaciones. Se reutilizan también las viejas oficinas, adaptadas y completadas con un nuevo edificio donde se disponen los Laboratorios, Despachos de Investigadores, Centro de Control, el Centro de Interpretación y la Sala Multiuso para formación y divulgación.

5.    Algunos de los nuevos materiales constructivos, utilizados en la edificación del Centro, están compuestos por desechos industriales que se reutilizan. Se emplea escoria de ferrosita para ladrillos y soleras, en el zincado de los perfiles galvanizados se usa zinc procedente de reciclaje.

También se emplean otros productos procedentes de operaciones de reciclado, que realiza la misma empresa BEFESA.

6.    Aumentar la calidad de la vida laboral de los trabajadores por la eficacia de los atributos espaciales y la mejora de las condiciones de movilidad.

7.      Mantenimiento o mejora de las circunstancias del entorno, paisaje e imagen externa.

Información no disponible