Proyectos

Otros Usos

GUARDATABLAS NÁUTICO PARA EL CLUB DE REGATAS VALMAYOR EN COLMENAREJO, MADRID

IMAGEN2.JPG IMAGEN4.JPG IMAGEN8.JPG IMAGEN1.JPG
  • Obra: Guardatablas para tablas de Windsurf
  • Situación: Pantano de Valmayor, Colmenarejo (Madrid)
  • Autor: Carlos Martín Serrano
  • Promotor: Club de Regatas Valmayor
  • Contructor: Cerrajería Paer S.L. (SANTA OLALLA-TOLEDO)

GUARDATABLAS PARA TABLAS DE WINDSURF PARA "CLUB NAÚTICO DE REGATAS VALMAYOR" EMBALSE DE VALMAYOR. COLMENAREJO (MADRID)

 ANTECEDENTES

Desde que en 1986 el CRV ( Club de Regatas Valmayor) levantó una estructura metálica que sirviera como guardatablas de windsurf, se ha producido un notable cambio en el tipo y material empleado para las medidas de las tablas de windsurf, que básicamente supone que los mástiles, antiguamente de 5m de largo, se fabrican en dos tramos de menos 2,5m, mientras que las tablas, que originalmente eran de cerca de 4 m de eslora, raramente llegan ahora a 3m, y su manga, que era próxima a 60 cm, supera ampliamente los 75 cm en la actualidad e incluso hay una nueva generación de tablas que llegan en algunos casos a superar 1m de manga.

En todo caso, se consideran como medidas máximas adecuadas para toda la gama de tablas actuales 3m de eslora y 1m de manga, respectivamente. Esto incluye los formatos olímpicos tanto de adultos como de juveniles y el formato "Formula windsurfing" muy extendido en España. 

La concepción clásica de tablas almacenadas en posición horizontal supone por otra parte una incomodidad para los usuarios excepto aquéllos cuyo espacio se encuentre a una altura del suelo fácilmente accesible (aproximadamente entre 1 m y 1,5 m, pero el almacenamiento de un numero grande de tablas supone disponer de un espacio muy grande o unas condiciones para almacenar y sacar las tablas muy incómodas para al mayoría de los usuarios. 

Por otra parte, el almacenamiento horizontal es el único que se ha considerado en la mayor parte de guardatablas disponibles en el mercado o hechos a medida en escuelas y clubes náuticos. 

En los últimos meses, la Junta Directiva del CRV ha planteado esta problemática a varios suministradores y mantenido varias reuniones con suministradores para poder definir e iniciar el proyecto de construcción de una estructura nueva de guardatablas, con el planteamiento de almacenamiento vertical de las tablas en taquillas de 3m de alto por 50 cm de ancho y 1 m de fondo. 

En ese contexto, este estudio ha estudiado las posibilidades y el terreno disponible en el Area Recreativa de Valmayor, para finalmente diseñar proponer una nueva estructura que se adapte tanto al espacio como a las necesidades del Club de Regatas Valmayor, que una vez aprobada por la asamblea general del Club, y con el visto bueno de la entidad propietaria y titular del área recreativa de Valmayor ha permitido construir y poner en operación, con plena satisfacción del Club y de sus socios , la estructura actual que ahora se presenta a este concurso. 

Esta estructura se realiza íntegramente con perfilaría de acero galvanizado por su mejor comportamiento al uso al que se va a dedicar y dada su ubicación al lado del embalse Valmayor. 

CONSTRUCCION 

Se hizo un diseño acorde con las necesidades expuestas por los responsables del Club y optimizar el espacio disponible con un máximo aprovechamiento. 

La construcción se llevó a cabo en taller, dividiéndose el conjunto en tres módulos, lo que facilitaba la ejecución y sobre todo el trasporte para no exceder las medidas del gálibo, aunque exigía una mayor precisión en los trabajos para ser ensamblados en el terreno. Se aportan fotografías del trasporte y del montaje. 

El esquema de construcción parte de la base de unos largueros longitudinales de doble tubo, en disposición vertical, de 80x40x2 en acero galvanizado para aislarlo de la base y permitir una aireación de la base, con una separación entre ellos de un metro aproximadamente. Sobre estos largueros nacen unos montantes verticales de tubo de igual material de 35x35x1,5 que forman toda la estructura portante del guardatablas. Estos montantes están arriostrados horizontalmente por otra cadena de tubos de igual medida, y separados setenta y dos cms. hasta conseguir la altura total. 

Una vez formada la estructura, se procede a la fijación de los cerramientos, tanto exteriores como los interiores entre cada armario guardatablas con sus vecinos. Estos cerramientos son de chapa lisa galvanizada de 1,5 mm. de espesor. Cada armario, son 57 individuales, lleva su puerta propia construida con cerco y hoja con bastidor de tubo de 35x35x1,5 mm. y chapa de 1 mm. todo galvanizado. 

Además están las puertas comunes de acceso a los pasillos interiores y unas rejillas de ventilación del interior en el mismo material. La cubierta se hizo con material traslúcido pero para una mejor protección se dispuso bajo este material un mallazo de acero más una segunda malla galvanizada tupida anti-ratones. 

Todos los cerramientos interiores permanecen en su acabado natural pero el exterior, por normativa del Canal de Isabel II, hubo que pintarlo en el color azul que aparece en las fotografías.

Información no disponible